¿Qué es la cremación?

La cremación es el proceso de reducir los restos humanos a sus elementos básicos en forma de fragmentos óseos a través de la llama, el calor y la vaporización (generalmente 900-1100 grados centígrados durante dos horas o más). La cremación ocurre en la parte del horno llamada cámara primaria. Los fragmentos de hueso resultantes se reducen adicionalmente en tamaño a través de un proceso mecánico y se denominan "restos cremados". (Puede sorprender enterarse de que las cenizas no son el resultado final, ya que los restos cremados no tienen ni la apariencia ni las propiedades químicas de las cenizas.) Después del procesamiento, los restos cremados se colocan en una urna, dependiendo del tamaño del difunto, normalmente hay entre uno y dos kilos de restos cremados resultantes.

¿Puede ser una cremación presenciada por la familia?

Sí, en Parque del Descanso se permite, si la familia lo desea, observar todo o una parte del proceso de Cremación. Existen algunos grupos religiosos que incluyen esto como parte integral de su práctica fúnebre.

¿Hay religiones que no aprueban la cremación?

La mayoría de las religiones aceptan la Cremación, con la excepción del Islam, del Judaísmo Ortodoxo, de la Iglesia Ortodoxa de Oriente y de algunas confesiones cristianas fundamentalistas. La Iglesia Católica aprueba la cremación, pero defiende el entierro de los restos cremados en un cementerio. Los budistas favorecen la cremación, y para los hindúes, la cremación es el método ortodoxo de disposición.

¿Se puede realizar más de una cremación a la vez?

No. No sólo es una imposibilidad práctica, sino que es ilegal hacerlo. La mayoría de las cámaras de cremación modernas permiten albergar un solo cuerpo.

¿Qué sucede generalmente después de que la cremación ha terminado?

Todos los fragmentos óseos orgánicos y todos los artículos no consumidos de metal se recogen en una cacerola de enfriamiento de acero inoxidable ubicada en el frente inferior de la cámara de cremación. Todos los artículos no consumidos, como el metal de la ropa, los reemplazos articulares y el puente dental, se dividen de los restos cremados. Esta separación se realiza mediante inspección visual, así como mediante un imán para objetos metálicos más pequeños. Artículos como el oro dental y la plata no son recuperables y pueden ser mezclados con los restos cremados. Los fragmentos de hueso restantes se procesan entonces en una máquina hasta un tamaño consistente, se sellan en una bolsa de plástico y luego se colocan en una urna seleccionada por la familia.

¿Cómo se ven los restos cremados?

Los restos cremados procesados ​​son una mezcla de sustancias pulverulentas y granulares, y son de color gris claro a blanco. Los restos de un adulto de tamaño medio por lo general pesan entre uno y dos kilos.

¿Se devuelven todos los restos cremados a la familia?

Con la exclusión de partículas minúsculas y microscópicas, que son imposibles de eliminar de la cámara de cremación y la máquina de procesamiento, todos los restos cremados son devueltos a la familia.

¿Se requieren urnas para recolectar los restos cremados?

No hay ley que requiera una urna. Sin embargo, los restos cremados deben mantenerse en algún tipo de contenedor. 

¿Qué opciones están disponibles con los restos cremados?

Después de la cremación, los restos cremados pueden ser devueltos a un miembro de la familia designado o un amigo para ser guardados en su casa, dispersos o enterrados en propiedad privada, o ser llevados a un cementerio para ser enterrados en la tierra o colocados en columbarios cinerarios. La cremación ofrece infinitas posibilidades para conmemorar a un ser querido.

¿Cómo puedes estar seguro de que todos los restos se mantienen separados, y recibes los restos correctos?

En Parque del Descanso contamos con políticas y procedimientos operativos completos con el fin de proporcionar el nivel más alto de servicio y reducir la posibilidad de error humano. Si las familias desean, se le permite presenciar todos o cualquiera de los procedimientos relacionados con la cremación, incluyendo la recuperación, el procesamiento y el empaque de los restos cremados. No sólo es su derecho, sino también su responsabilidad de obtener una sensación de confianza en las facilidades, los empleados, las políticas y los procedimientos de nuestras instalaciones.